14 ago. 2008

DECLARAIONES DE ELENA AL SALIR DE LA CARCEL

“todavía estoy presa, pero siento que de alguna manera se está abriendo la justicia y espero que se cumpla lo que tiene que ser, lo real. La libertad tiene que llegar, porque aquí no hay nada que tenga que ver con esos asaltos y, la verdad, sigo pensando que hay todo un sistema extraño que todavía no logro entender”

ELENA VARELA POR FIN EN LIBERTAD

Cineasta chilena en libertad condicional tras tres meses de cárcel
Santiago de Chile, 13 ago (PL) La documentalista chilena Elena Varela, encarcelada hace más de tres meses, fue puesta hoy bajo régimen de libertad vigilada, con arresto domiciliario y prohibición de abandonar el país.

Al salir del módulo de Alta Seguridad de la Cárcel de Rancagua, al sur de Santiago, la cineasta reiteró su inocencia en el caso que se investiga, en la que fue acusada de colaborar en dos asaltos bancarios en 2005.

Todavía estoy presa, dijo, pero siento que de alguna manera se está abriendo paso la justicia y espero que se cumpla lo que tiene que ser, lo real. La libertad tiene que llegar, porque aquí no hay nada que tenga que ver con esos asaltos y, la verdad, sigo pensando que hay todo un sistema extraño que todavía no logro entender.

Varela fue detenida el 7 de mayo cuando filmaba “Newen Mapu Che”, un documental sobre la lucha por la recuperación de tierras por los Mapuches en el sur del país, y sus filmaciones y equipos fueron requisados por la policía, motivando la protesta de varios gremios audio-visuales y periodísticos.

Grupos de solidaridad con Varela que vienen realizando manifestaciones desde su arresto, convocaron para mañana jueves “un gran acto” por su liberación.

Tras recordar que sus materiales aún no fueron devueltos, los organizadores señalaron que la liberación de Varela se logró gracias a la movilización de personas “preocupados de defender nuestro derecho a la libertad de expresión y creación”.

30 jul. 2008

El secreto Profesional

El martes 29 de julio de 2008 ingresó al Congreso el proyecto de Ley que consagra el secreto profesional de audiovisualistas y que protege las libertades de creación, difusión y recepción de las obras audiovisuales.

P R O Y E C T O D E L E Y:

Artículo único.- Incorpórese el siguiente Capítulo IV, nuevo, a la ley N° 19.981, Sobre Fomento Audiovisual:
“CAPITULO IV
Reserva de la Fuente
Artículo 14°.- Los productores y los directores o realizadores de obras audiovisuales, nacionales o extranjeros, que ejerzan su actividad en el país, tendrán derecho a mantener reserva sobre su fuente informativa, la que se extenderá a los materiales que obren en su poder y que permitan identificarla y no podrán ser obligados a reverla ni por orden judicial.
Lo dispuesto en el inciso anterior se aplicará también a las personas que por su oficio o actividad hayan debido estar necesariamente presentes en el momento de haberse recibido la información.”.

Párrafos destacados del Mensaje Presidencial (en este link está completo)

15 jul. 2008

PROHIBIDO GRABAR


La Nación Domingo / Por Marcos Moraga L.

La detención de Elena Varela tiene a los audiovisualistas movilizados. Pero su caso es sólo la punta del iceberg. La tierra mapuche, las protestas forestales y las audiencias de juicios permanecen cerradas a las cámaras, mientras la vigilancia policial dice “corte”. Acá los testimonios de lentes cerrados, problemas en TVN y algunas teorías sobre el silencio.

FOTOFIJA_ART200


El miércoles 2 de julio llegó al despacho de la Corte Interamericana de Derechos Humanos una carta, pidiendo medidas cautelares contra el Estado de Chile por la detención de documentalistas en el sur.

Elena Varela, en la cárcel, se convirtió en símbolo de una práctica que tiene preocupados a las agrupaciones audiovisuales. ¿Qué pasa en el sur que las cámaras tienen que viajar casi como de contrabando?

El documento presentado ante la Corte Interamericana pone la voz de alerta ante otros casos de vigilancia o rodajes interrumpidos: Sergio Bravo fue detenido en 1999 junto a Jeannette Paillán mientras filmaba un nguillatún en la comuna de Tirúa.

A su vez, a Paillán le quitó su cámara un individuo en 1998 en presencia de Carabineros, mientras filmaba un conflicto entre la Forestal Arauco y la comunidad mapuche Fren Mariqueo de Cuyinco.

En marzo de este año, dos periodistas franceses, Christopher Cyril Harrison y Joffrey Paul Rossj, fueron detenidos por cerca de diez horas por Carabineros, se les requisó el material, los acusaron de integrar la ETA, y una vez libres, huyeron del país tras recibir una golpiza (según relatan los afectados en su blog: lookinforasmile.skyrock.com); en mayo, los documentalistas italianos Giuseppe Gabriele y Dario Ioseffi filmaban una movilización mapuche en la Comunidad Chupilko, hoy terrenos de la Forestal Mininco, cuando fueron detenidos por Carabineros, imputados por usurpación de tierras y expulsados del país por la intendenta de la Araucanía Gloria Barrientos.

Pero no son los únicos que han pisado el territorio mapuche y han visto el lente trizado.

PIEL DE GATO

"¡Renuncio a la defensa del Estado!", alega el werken (o "mensajero") José Cariqueo. Se levanta sobre el estrado, mira al juez y desafía: en vez de atenerse a una defensa a cargo del Ministerio Público, prefiere ir directamente a la cárcel.

La parálisis está suspendida en el aire y el director y camarógrafo Gonzalo Vergara, presente en la sala para filmar un capítulo del programa "Piel de jaguar" de TVN, apunta su cámara. Es una escena clave para su documental, dedicado a registrar la aplicación de la Ley Antiterrorista contra cuatro comuneros mapuches en abril de 2006.

Pero Vergara ya tiene encima a un gendarme y el uniformado se queda con la cámara tras un forcejeo. Lo próximo que saben es que el grupo de trabajo de la productora Nueva Imagen -contratada por TVN para realizar el ciclo de documentales- ya no puede entrar a la sala y el equipo quedó retenido durante diez días.

"Como es un juicio bajo la ley antiterrorista no existe claridad sobre las atribuciones que tienen los jueces", cuenta Vergara. Porque según el realizador, lo peor no estuvo en el sur, sino al regreso a Santiago.

Vergara relata: "TVN quería hacer unos documentales onda Michael Moore. Pero a la hora de los quiubos, la censura fue implacable, sobre todo blanqueando y ablandando la crítica a las forestales. La empresa Mininco actuó tan ‘heavy’ que exigió al canal que volviera un equipo de producción a grabar cómo hacen programas de cooperación con algunas comunidades mapuches.

Lo pagaron de su bolsillo y en el documental hay incrustado algo que yo llamo ‘el video corporativo’". ¿Y qué es lo que no podía aparecer?

"Cuesta demasiado poner al aire la crítica dura a las forestales. Pero el problema ecológico tiene directa relación con el conflicto, le da sentido de urgencia y así puedes entender la lucha mapuche. Nos censuraban alegando razones editoriales y de contenido. Llegó al punto que Gonzalo García, como vocero de Forestal Mininco, fue a golpear la mesa del director de TVN, Daniel Fernández, y la cuestión casi no sale al aire.

Lo que se ve es un documental que perdió todo sentido de autor: donde el enemigo principal de la causa mapuche quedó en segundo plano". El programa fue emitido en diciembre de 2006.

EL ÚLTIMO JUICIO

El año 2003, María Teresa Larraín comenzó el rodaje de "El juicio de Pascual Pichún". La película muestra las audiencias que llevaron a su protagonista, el lonco Pascual Pichún, a la cárcel, su entorno familiar, y también el de la vida doméstica del demandante, el terrateniente Agustín Figueroa.

FOTO_04 W:200 H:150 11 kb"Ese fue un juicio paradigmático. Fue el primer juicio oral contra los loncos de la comunidad mapuche, y por ser la primera vez, dejaron entrar. Fue una apertura que no creo vuelva a ocurrir: Figueroa se sentía con tanto poder, que nunca sintió que su actuación sería cuestionable", dice Larraín.

Así entraron en el corte final las acusaciones del Ministerio Público sobre Pichún y hasta los testimonios de testigos encubiertos, personas con protección de identidad que expusieron detrás de un biombo "me dio vergüenza que con esos testigos rascas se resolviera un caso", cuenta la realizadora, quien estudió leyes. Y también Larraín pudo recorrer la zona con su cámara.

"En mi caso el problema fue más con los mapuches, porque no creían en mí; y cómo iba a ser de otra forma: estaban cansados que gente venga de afuera a tomarles ‘monos’. Un joven mapuche se me acercó, tirando peñascazos para romper la cámara. Sólo porque respetaba a las mujeres no me rompió la cámara. ‘No soy ningún mono de nadie’, dijo. Y me encantó esa actitud".

Por esa misma imposibilidad de filmar juicios fue que Elena Varela acudió a Larraín, durante una exhibición de "El juicio de Pascual Pichún". "La detención me produjo mucho dolor, rebeldía e ira en un contexto mal llamado democrático. Nos están cortando la libertad de expresión. ¿Con qué cara ahora voy yo a entrevistar una persona? Se destruye la confianza, de un lado y otro", cuenta.

Y después, la vigilancia. En mayo de este año, Larraín exhibía su documental en Chillán, durante una muestra itinerante en que compartió espacio con el Jufkenmapu (Centro de comunicación mapuche) y el padre de Patricia Troncoso, "La Chepa". "Andaba viajando con un indígena canadiense, un blackfoot", recuerda la directora, "y luego él me preguntó por qué nos estaban filmando. Y nadie tenía idea quién era el tipo que filmó. Estamos siendo

3 jun. 2008

ENTREVISTA A ELENA VARELA

Por Alejandro Kirk y Pablo Azócar
La cineasta está detenida desde el 7 de mayo acusada de ser autora intelectual de dos asaltos como parte de una célula mirista. Jura ser inocente, sostiene que se trata de “un montaje escandaloso”. Habla desde la cárcel. Por Alejandro Kirk y Pablo Azócar.
Es domingo, ocho de la mañana, y la Cárcel de Rancagua está rodeada de mujeres. Sucede en todas las prisiones, de mujeres o de hombres. Son las mujeres –de todas las edades, orígenes y condiciones- quienes aperran y se hacen presentes con bolsos con comida o vituallas para los reclusos.
El Centro de Cumplimiento Penitenciario de Rancagua –ubicado en el sector de La Gonzalina de esta ciudad de la Sexta Región- no es una excepción. Ancianas con bolsos de supermercado, mujeres con ponchos y parkas y muchachas con frutas y queques y panes y cigarrillos sueltos hacen fila en silencio en la entrada de este moderno penal que tiene 50 módulos de hormigón armado y acero, con muros celestes y amarillos emplazados en un terreno de 48.935 metros cuadrados. En el frío dominical también hay hombres, pero son los menos.
En esta cárcel se encuentra recluida la cineasta Elena Varela, detenida el pasado 7 de mayo acusada de ser financista y autora intelectual de dos asaltos –uno de ellos con víctimas fatales- como parte de una célula mirista. “Es increíble encontrarme en esta situación”, dice esta mujer de 42 años y frondoso pelo negro, frotándose las manos por el frío, después de salir de un largo túnel, acompañada de una gendarme, y sentarse en una banca del pabellón de las visitas. “Me han pasado una máquina encima, las cosas han ido sucediendo como una ola gigante. Me requisaron los materiales de cuatro años de filmaciones y entrevistas en el terreno que hice para el documental (Newen Mapuche) sobre el conflicto Arauco-Malleco. ¿Quién protege a mis entrevistados?”.
Productora y guionista, compositora y gestora cultural, directora de Ojo Film y fundadora de la Escuela de Todas las Artes y de la Orquesta Sinfónica de Niños de Panguipulli, Varela se encontraba preparándose para salir a terreno con su equipo de filmación cuando fue detenida, en un operativo en el que participaron alrededor de cuarenta agentes policiales, varios de ellos camuflados en el lugar desde hacía varios días.
Elena Varela no sólo defiende su inocencia: asegura además estar siendo víctima de un montaje. “Lo de los asaltos y el vínculo con una célula mirista es un montaje completo. Ellos lo saben, todos los saben. Las investigaciones lo van a demostrar. Lo que están intentando es amedrentar, intimidar y asustar a todos las personas involucradas en el conflicto mapuche. Y yo estoy segura de que esto no se va a detener. Han optado por la estrategia de la mano dura, y no se van a detener”.
Cuando habla, cada tanto, a la cineasta se le humedecen los ojos. “Ahora nos enteramos de que la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) nos ha seguido, espiado e investigado durante tres años. El expediente es gigante. Abarca a todo tipo de gente, productores, gestores culturales, músicos de la orquesta sinfónica de Panguipulli, muchas personas que han ido armando una plataforma o red de comunicaciones y de pensamiento en torno al tema mapuche. La represión está sucediendo por igual entre mapuches, chilenos o extranjeros que se han preocupado por el tema. Basta ver el caso de los documentalistas europeos detenidos también por estos mismos días”.
Varela se refiere a dos casos: el de los franceses Christopher Cyril Harrison y Paul Rossj, que estaban haciendo filmaciones para un documental sobre el conflicto mapuche cuando fueron detenidos en Collipulli el pasado 17 de marzo (y al día siguiente recibieron una paliza de parte de un grupo de desconocidos); y los italianos Giuseppe Gabriele y Dario Ioseffi, apresados este 3 de mayo en un predio de la Forestal Mininco, también en el medio de una filmación. A los primeros los acusaron de haber provocado el incendio que estaban filmando. A los segundos les atribuyeron haber robado madera. Ambos equipos, tras el incidente, abandonaron el país.
“La postura que han adoptado las autoridades es de máxima dureza, con ley antiterrorista incluida, desde que en 2002 los movimientos mapuches empezaron a cuestionar la propiedad de las tierras”, dice Varela. “En estos momentos hay una ‘judicialización’ y militarización de la Araucanía. No hay que olvidar que a Patricia Troncoso, la presa que hace poco estuvo en huelga de hambre, le dieron 10 años y un día en un proceso en el cual tomaron sus botas y con ellas marcaron pisadas dentro de un fundo para inculparla”.
Varela afirma que las armas que exhibió la policía al momento de su detención eran hechizas. “Lo que la policía mostró eran armas de fantasía, de madera, de plástico, fusiles de juguete con rayos infrarrojos que hemos usado para la recreación de escenas, como está expresamente indicado en el proyecto que presentamos ante Corfo. ¡Y en la prensa aparecieron como armas de verdad! Además mostraron unas banderas del MIR que usamos en un documental anterior. Todo esto es increíble”.
“El operativo de mi detención fue impresionante”, recuerda. “Yo había ido a comprar café para el equipo de filmación y, al volver, me metieron en un auto con vidrios polarizados. Un policía me apuntó durante todo el camino con una pistola en la cabeza. Otro agente hacía de ‘bueno’, me sonreía, me miraba comprensivamente y me iba mostrando fotos. El concepto que les montaron fue que yo había recibido instrucción militar en Colombia. También fueron detenidos el director de arte, mi editora, en fin, unas diez personas de mi equipo, cuando nos disponíamos a salir a filmar a la montaña. Incluso detuvieron a un actor que estaba representando a un mapuche, creyendo que era un líder clandestino”.
En su régimen penitenciario actual, 16 de las 24 horas del día son de encierro total, cuenta, en una celda de dos metros por tres. “Me siento completamente incomunicada. No me dejan ver la prensa ni la televisión ni leer nada, salvo una Biblia y unos folletos sobre el Sida. No me dejan entrar guateros ni frazadas. No hay estufas. Hago ejercicios dentro de la celda para el frío. El sol no entra por la ventana. A las seis de la tarde te mandan a dormir. La calidad de la comida no me afecta, lo que me afecta es estar encerrada. Ahora tengo derecho a dos visitas semanales de tres horas. Cuando se van las visitas es cuando viene el quiebre, el llanto. Cuando le ponen llaves a la puerta de mi celda es como si me pusieran una llave en el pecho”.
Suspira, durante un rato permanece en silencio, mirando hacia algún punto impreciso. Le tiembla la barbilla, nuevamente a punto de quebrarse. “Voy a escribirle una carta a la Presidenta Bachelet. Quiero decirle que este montaje, esta construcción me parece infame, escandalosa. Quieren detener las reivindicaciones mapuches por todos los medios, levantar la idea de que todo el que se preocupe por el tema mapuche es un criminal. Todo esto empezó con la excusa de un asalto y acabó en una investigación policial en la que se incluye a todo el que se ha involucrado con el tema. No quieren testigos para lo que está sucediendo en la Araucanía. Todos nuestros teléfonos han estado intervenidos. Hicieron un allanamiento tras otro durante todo el año pasado. Están forzando todo tipo de vínculos, como si dieran palos de ciego y no supieran lo que hacen”.
A Elena Varela no le sale la voz cuando alguien menciona a su hija América, de 16 años, que por ahora ha quedado a resguardo de sus padres. Sacude la cabeza de lado a lado, mira el techo, luego fija nuevamente la vista en los muros de hormigón. “Los interrogatorios han sido muy duros, intensos, con muchas personas detrás mío haciendo preguntas. ¡Imagínese! Están planteando que soy tan poderosa y tan inteligente que el dinero que recibo como cineasta lo estoy utilizando para ayudar a un dirigente del MIR detenido en Brasil”.
Diario La República.
http://larepublicablog.bligoo.com/content/view/202490/
Elena_Varela_Cuando_cierran_mi_celda_es_como_si_me_cerraran_el_pecho.html


30 may. 2008

CARTA DEL DOCUMENTALISTA PATRICIO GUZMAN

DOCUMENTAL Y DEMOCRACIA

Si un director de documentales resuelve hacer una película sobre el movimiento palestino Hamás y para hacerlo recibe subvenciones o recursos económicos de varias cadenas de televisión de Estados Unidos o Europa (dinero público o privado) está en pleno derecho de filmar el proyecto cinematográfico que ha concebido sin tener que dar explicaciones a nadie y menos ser acusado de malversación de fondos, agredido, humillado y encarcelado como le ha ocurrido a la cineasta chilena Elena Varela por filmar a los indios mapuches, que no poseen ni remotamente las armas y las ideas de Hamás

Esta misma libertad de imagen vale para los documentalistas que están haciendo películas sobre Afganistán, Córcega, Georgia, Irak, Bolivia, Bélgica, Chechenia, Líbano, Tibet, Cachemira y muchos otros lugares donde existen movimientos de reivindicación nacionalista, ya que el papel del cineasta que hace documentales es filmar la realidad cualquiera que ella sea.

El Estado chileno aplica una ley antiterrorista heredada del régimen de Pinochet para meter en la cárcel a Elena Varela por hacer una película documental que denuncia el robo de tierras y los malos tratos de que han sido víctimas los mapuches desde la creación de la República de Chile y antes por los españoles. La operación es sostenida por un gobierno débil que no hace nada; deja que las cosas continúen adelante haciendo oídos sordos.

Hace dos años la policía mexicana golpeó, robó, vejó sexualmente, encarceló y después expulsó del país a otra documentalista chilena, Valentina Palma, por estar filmando la represión policial en una comarca cerca de la capital. En aquella época encontré personalmente a la ministra de cultura, Paulina Urrutia, mientras acompañaba a la presidenta en la ciudad de Madrid. Le entregué un sobre con todos los antecedentes del caso, pero no pasó nada. El gobierno de Chile no pudo reclamar nada al gobierno mexicano. ¿Ahora pasa lo mismo con Elena Varela? ¿Quién tiene las pruebas de que Elena Varela es asaltante de bancos o guerrillera como dicen las autoridades de la justicia? ¿Por qué se la mantiene presa e incomunicada? ¿Por qué la policía actúa como si detrás del documental de Elena Varela se escondiera un complot de alcance nacional? ¿Es que en los profundos bosques mapuches se oculta un ejército de liberación que está preparando el asalto a Santiago? ¿Cómo es posible que la policía use las imágenes de Elena Varela para acusar más tarde a los participantes del documental como delincuentes? ¿No tienen ellos derecho a expresar sus ideas?

Todo ello deja al desnudo una alarmante falta de libertad de expresión, revela unos procedimientos de la justicia y unas fuerzas del orden público que usan métodos propios de una dictadura y no las vías de un país democrático. ¿Cómo es posible que no seamos capaces de terminar con las conductas dictatoriales en un país que se considera moderno y dinámico, soberano y con un estado de derecho? Me indigna que esto ocurra en mi país; mi indigna como cualquier demócrata en cualquier parte del mundo. Me sumo a las exigencias de mis colegas cineastas: libertad para Elena Varela y la devolución de su material.

Patricio GUZMAN
París, 30 de mayo 2008

23 may. 2008

INTERNATIONAL DECLARATION

A CONTINUACION UNA CARTA TIPO DE APOYO INTERNACIONAL. SE RUEGA HACER CIRCULAR.
MAS ABAJO ENCONTRARAN LA LISTA DE AUTORIDADES CHILENAS A QUIENES DEBEN SER DIRIGIDAS LAS CARTAS. UNA VEZ FIRMADAS DEBEN SER ENVIADAS AL CORREO plataforma_audiovisual@vtr.net

Place, Date
Organization


A través de la presente cuestionamos el apresamiento de la realizadora documental Elena Varela, prematuramenta acusada por los medios de comunicación y por las autoridades chilenas de colaborar en actividades terroristas, demandando para ella un juicio justo, de acuerdo al derecho nacional e internacional.

Más aún, demandamos la inmediata restitución de las cintas de cámara y sonido relativas a sus dos reportajes documentales que estaba produciendo, “Newen Mapu Che” y “Sueños del Comandante”, materiales que fueron confiscados por la polícía chilena al momento de su detención; no existe relación alguna entre estas películas y el crimen por el que Elena está bajo custodia al día de hoy.

Al presente no existe un documento oficial que establezca ni la confiscación de las cintas ni la justificación legal de tales acciones. La confiscación de este material es una abierta violación del derecho a mantener reserva sobre fuentes informativas, al presente protegida por la Ley de Prensa de Chile (19.733 art. 7º). Por tanto, tenemos razones para creer que Elena ha sido tomada prisionera antes que nada con la intención de detener su trabajo como reportera documental, por el que demandamos apoyo internacional en este caso, solicitando a las autoridades chilenas respetar atento cuidado a sus propias regulaciones en materia de libertad de expresión.




We hereby bring into question the imprisoning of chilean documentary reporter Elena Varela, prematurely accused by the media and chilean authorities as a collaborator on terrorist activities, and demand a fair trial for her, as according to international and national laws.

Furthermore, we do also demand the immediate restitution of the camera tapes and sound recording related to two documentary reports she was producing, “Newen Mapuche” and “Sueños del Comandante”, materials that were confiscated by the chilean police at the time of her detention; there is no relation between this films and the crime for which Elena is now under custody.

At present there is no official document stating neither the confiscation of these tapes nor the legal justification of such action. The confiscation of these tapes is an open violation of the right to maintain reserve on information sources, currently protected by the Press Law of Chile (Nº 19.733 article 7º). Therefore, we have reasons to believe Elena has been take prisioner first and foremost with the intention of stopping her work as a documentary reporter, for which we demand international support on this case, requesting the Chilean authorities to play close respect to their own regulation on freedom of speech.



Name Profession Signature

21 may. 2008

CONFERENCIA DE PRENSA SECTOR AUDIOVISUAL CHILENO

Chilean documentary filmmaker Elena Varela was arrested almost two weeks ago by the chilean police.

Before Elena Varela was arrested she was working on a documentary about the fight of the Mapuche people (primitive inhabitants of southern Chile) for their rights and the defense of their original living conditions.

Elena has been accused of a former membership to a revolutionary group that participated in a series of violent assaults in the years of 2004 and 2005 and will have to face a trial.

All the material recorded for her documentary, "Newen Mapuche", about the Mapuche people and material for another documentary that Elena was working on was taken away from her by the police and is being investigated by the chilean law enforcement system and might be used for obtaining confidential information about the participants and supporters of the Mapuche cause

Hereby we, chilean audiovisualists, convoke the international community to condemn Elena´s imprisoning and to demand the immediate devolution of the working material that was confiscated by the chilean police.

In this Blog you will find a suggested letter that condemns the described situation and that should be signed in order to conform a group of pressure for Elena´s liberation.

CHILENOS SOLICITAN APOYO INTERNACIONAL POR DOCUMENTALISTA PRESA



El 7 de Mayo ha sido detenida la Documentalista Chilena Elena Varela quien se encontraba en esos momentos filmando un documental llamado "Newen Mapu Che" que cubre la temática de conflicto entre la comunidad Mapuche y las empresas forestales del país.
Al momento de su detención se le formalizan los siguientes cargos: Asociación ilícita para delinquir y robo con violencia relacionados a dos hechos ocurridos los años 2004 y 2005 , ambos asaltos uno a un banco y otro a una recaudadora de fondos de pensiones.
Durante la detención le ha sido incautado por la Policia todo material audiovisual, tanto relacionado a la producción en curso (Newen Mapu Che y Sueños del Comandante, documental previo realizado por Elena)
Elena se encuentra detenida en la Cárcel de la ciudad de Rancagua por 6 meses, período que la Fiscalia determinó para llevar a cabo la investigación del caso.
Frente a estos hechos el sector audiovisual de Chile manifiesta su gran preocupación en relación a los siguientes puntos:
1) La imputación de cargos en calidad de culpable, aun cuando no está demostrada su culpabilidad, por lo cual es necesaria su libertad en el periodo de investigación del caso.
2) La incautación del material audiovisual como prueba sin que este material tenga relación alguna a los casos, por tanto se exige la devolución del material y la imposibilidad de que estos sean ocupados como prueba ya sea en los casos de este proceso como de otros.
3) La exigencia de que los realizadores audiovisuales dispongan de una protección en relación a su oficio, tal como la tienen los periodistas, con tal de darle protección al material y las fuentes de información.


En relación a estos hechos el sector audiovisual de Chile hace un llamado a la comunidad internacional a pronunciarse.

Se encuentra disponible en este Blog una carta de apoyo Internacional en español e Ingles dirigida a las autoridades Chilenas.

Esperamos puedan hacer un proceso de recolección de firmas de esta carta y la hagan llegar a nuestras autoridades (indicadas en archivo “Destinatarios Carta de apoyo Internacional”) y a muestra organización a través de nuestros correos (plataforma_audiovisual@vtr.net - comunidadaudiovisual@gmail.com)

DECLARACION PUBLICA SECTOR AUDIOVISUAL CHILENO


20 de Mayo de 2008

1. Elena Varela, documentalista, fue detenida y acusada de “asociación ilícita para delinquir y de dos delitos de robo” ocurridos en 2004 y 2005.

No teniendo acceso a los antecedentes que la fiscalía presentó ante la justicia para considerarla sospechosa de estos cargos, no podemos evaluar su mérito, pero sí exigimos que se resguarde su derecho fundamental a un juicio justo, a la presunción de inocencia y a la libertad mientras dure el proceso de investigación de la causa.

2. Al momento de su detención, Elena Varela se encontraba realizando un documental llamado: “Newen Mapu Che”, cuya temática central narra pormenores del conflicto mapuche con las empresas forestales.

En relación a esta obra, damos fe que dicho documental se realiza con fondos otorgados por el Fondo de Fomento Audiovisual el año 2007, luego de pasar todas las etapas de evaluación que especifica este concurso público, logrando por sus méritos, su aprobación y posterior financiamiento para su realización.

Este documental, ha cumplido hasta ahora, según los organismos que controlan su ejecución, con todos los requisitos establecidos por el Fondo de Fomento Audiovisual y tanto su contenido, como su punto de vista ha sido difundido abiertamente en toda las instancias en las que han participado.

3. Junto con la detención de Elena Varela, Investigaciones de Chile, procede a la incautación del material de cámara, los archivos y documentos pertenecientes a la producción del documental Newen Mapuche. Se incautaron también cintas pertenecientes a "Sueños del Comandante", otro proyecto documental cuya etapa de investigación y guión fue respaldada y financiada con un Fondo CORFO. Contenían estas cintas testimonios de los afectados por la represión de la dictadura en el año 73 y luego en los 80 en Neltume.

Desde nuestra perspectiva no existen razones para que los documentales Newen Mapu Che y Sueños del Comandante sean vinculados a la investigación de los delitos antes mencionados, y el hecho nos genera desconfianza en relación a la serie de obstáculos y represiones de que han sido objeto los proyectos que en su contenido denuncian el accionar de empresas de gran poder, como en este caso las empresas forestales, por lo tanto, la incautación de sus registros es asumida por el medio audiovisual como una grave trasgresión a:

• La libertad de expresión
• El ejercicio libre de nuestra actividad en una sociedad democrática
• La confidencialidad y protección de las fuentes
• El derecho de propiedad intelectual que subyace a la creación de toda obra

Obstaculiza también el ejercicio del deber ético de todo investigador, periodista, documentalista, en fin todo comunicador, quien debe proteger contra usos indebidos los testimonios registrados durante el proceso de investigación y posterior realización de un trabajo de esta índole.

Exigimos por lo tanto la devolución de todo el registro documental, archivos y documentos incautados y la prohibición de que sean manipulados, revisados y usados por terceros.

4. Luego que los medios de comunicación difundieran la detención de Elena Varela, poniendo hincapié en que caía presa una mirista que se encontraba realizando un documental con dineros del FONDART,(En Estricto rigor, nuestro sector ya no es carga del FONDART y con una investigación mínima se debió hablar de Fondo de Fomento Audiovisual), se generaron una serie de declaraciones, por parte de parlamentarios de derecha y de funcionarios de gobierno, que ponen en tela de juicio el correcto funcionamiento y mecanismos de control de dicho concurso, imponiendo la idea de que quienes postulen a futuro a este fondo deberán presentar papeles de antecedentes.

Frente a estos comentarios infundados, que ha suscitado el caso en el ámbito político, declaramos:

1 Entendemos que Elena Varela al momento de postular y adjudicarse fondos a través de una casa productora que había creado legalmente, no tenía deudas pendientes con la justicia y tampoco tenía antecedentes penales.

2 Rechazamos la idea de que el hecho de tener antecedentes penales, sea impedimento para obtener recursos de los Fondos de Creación Artística y Cultural, sobre todo en un país que debe abogar por la generación de herramientas de reinserción social y en ese ámbito, existen interesantes y valiosas experiencias culturales en Chile que así lo avalan.

3 Respaldamos la forma en que actualmente el Fondo de Fomento Audiovisual asigna recursos a producciones audiovisuales. Se trata de un proceso transparente, que está en constante evaluación con el fin de mejorar su eficiencia, y que funciona bajo criterios técnicos y artísticos, llevado a cabo por profesionales del mundo audiovisual nacionales y extranjeros, y donde se actúa sólo en base a criterios propios del ámbito de las artes y la industria audiovisual.

4 Rechazamos, por lo mismo enfáticamente el requerimiento de un certificado de antecedentes para quienes postulen al proceso. Esto está suficientemente resguardado en las bases del mismo concurso y en los mecanismos de control para su ejecución y rendiciones de los fondos adjudicados.

5. La reacción de la Ministra Paulina Urrutia, en relación a este hecho, fue formalizada el día viernes 14 de mayo, a través de una carta dirigida a Martín Rodríguez, Presidente de ADG, donde menciona que a nivel del Ministerio de Interior se ha gestionado que sea el Subsecretario Felipe Harboe, quien nos entregue toda la información necesaria a cerca de este proceso judicial, para despejar dudas o preocupaciones en torno a este proceso.
Junto con ello y como una medida tendiente a cautelar el material audiovisual incautado por Investigaciones de Chile, se ha coordinado que la Cineteca sea la institución que se encargue de realizar respaldos del material incautado.

En relación a lo concerniente al respaldo del material, declaramos que esta medida nos parece insuficiente, puesto que esta acción no logra reestablecer los derechos de los realizadores del documental, que han sido trasgredidos en la incautación del material.

Creemos que corresponde la restitución del material, esto, sin perjuicio de tener la convicción de que la Cineteca y sus funcionarios actuarían haciendo sus mayores esfuerzos para que este procedimiento se realice de la mejor forma posible, con los pocos recursos que cuentan para su funcionamiento.

DSETINATARIOS CARTAS DE APOYO INTERNACIONAL

LAS CARTAS DE APOYO DEBEN SER ENVIADAS A PLATAFORMA AUDIOVISUAL DE CHILE (plataforma_audiovisual@vtr.net) Y DIRIGIDAS A ALGUNAS DE LAS SIGUIENTES AUTORIDADES DEL ESTADO

MINISTRO
MINISTERIO DEL INTERIOR DE CHILE
EDMUNDO PEREZ YOMA

SUB SECRETARIO
MINISTERIO DEL INTERIOR DE CHILE
FELIPE HARBOE

JEFE DE GABINETE
MINISTERIO DEL INTERIOR DE CHILE
EXEQUIEL SILVA

MINISTRO
MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA DE CHILE
JOSE ANTONIO VIERA-GALLO

SUBSECRETARIO
MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA DE CHILE
MARCO OPAZO

MINISTRO
MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE GOBIERNO DE CHILE
FRANCISCO VIDAL

JEFE DE GABINETE
MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE GOBIERNO DE CHILE
EDUARDO JARA

PRESIDENTE DEL SENADO DE CHILE
SENADOR
ADOLFO SALDIVAR

PRESIDENTE DE LA CAMARA DE DIPUTADOS DE CHILE
DIPUTADO
JUAN BUSTOS

PRESIDENTE COMISION CULTURA DEL SENADO DE CHILE
SENADOR
ALEJANDRO NAVARRO

PRESIDENTE COMISION CULTURA CAMARA DE DIPUTADOS DE CHILE
DIPUTADO
ALVARO ESCOBAR

MINISTRA
MINISTERIO DE CULTURA
PAULINA URRUTIA

SUBSECTREATARIO
MINISTERIO DE LA CULTURA
ARTURO BARRIOS